Crítica: Volkswagen Vento 2.0 TDi

Lo probé durante una semana para Lubri-Press y acá está la conclusión:

“El principal defecto del Vento no radica en la ingeniería, sino en el marketing. Al convivir con el Bora, se ve obligado a llenar un nicho del mercado que no existe. Con un precio de 101.730 pesos queda ubicado a menos de cinco mil pesos del Passat más accesible, que es un producto muy superior en todo sentido. El Vento no va a defraudar a quien busque un auto cómodo, bien equipado y discreto. Está bien construido y es sólido como una roca. Si se llamara Bora (y por lo tanto lo hubiera reemplazado) sería el auto perfecto.”

  1. gravatar

    # por anti-fiat - 22 diciembre, 2006 16:40

    Muy bueno el articulo, interesante, concuerdo que Bora le quedaría muchísimo mejor, sigue desilusionándome lo del Golf, espero que la brecha tecnológica sea reparada lo antes posible, porque duele que traigan un monstruo como el Golf 4.5 y no el europeo que esta excelente, Saludos.