Un Pantera en homenaje a De Tomaso

Tom Tjaarda, el diseñador del De Tomaso Pantera, restauró y reformó un ejemplar de 1973 en homenaje al constructor argentino Alejandro De Tomaso. Este vehículo de características únicas fue subastado en Estados Unidos por un valor de 100 mil dólares. Lo recaudado se donó para beneficencia.

A los 74 años, el diseñador norteamericano de origen holandés vive en Turín, Italia, donde desempeña tareas como consultor de diseño de diferentes empresas automotrices. Trabajó para De Tomaso entre 1969 y 1971, cuando creó las líneas del deportivo más exitoso de la marca ítalo-argentina.

“Después de 35 años decidí comprar un Pantera de 1973 para llevar adelante una idea con la que venía jugando desde hace algún tiempo”, le dijo Tjaarda a Argentina Auto Blog vía e-mail. “El Pantera es un vehículo que invita a su propietario a manejarlo durante un tiempo, pero también a desarmarlo y volverlo a armar por pura diversión. La calidad de construcción de este automóvil fue una de las mejores de los años ’70. Por eso la mayoría de los autos fabricados aún están en perfectas condiciones”, explicó.

Tjaarda encontró el ejemplar para su experimento en California. Lo desarmó por completo y le realizó algunas modificaciones. “Estaba pintado de rojo, pero su color original era Grabber Orange, que es mi favorito para el Pantera. El diseño básico del auto aún es válido, así que decidí no alterar nada del perfil que lo hizo tan famoso y apreciado a través de los años. Tan sólo verlo recibir la primera capa de pintura naranja fue toda una experiencia emocional para mí”.

Modificar un auto clásico no siempre es una buena idea, ¿pero quién tiene más autoridad que Tjaarda para meter mano en la carrocería del Pantera? El diseñador moldeó nuevos paragolpes delanteros y traseros incorporando nuevos spoilers aerodinámicos para encajar con las formas de la carrocería. “Quise crear un nuevo look contemporáneo en estas áreas e integrarlas a las formas de este diseño que ya tiene 35 años”, señaló. Las nuevas piezas fueron pintadas en gris satinado, como el centro de las llantas de nuevo diseño.

El diseñador también hizo algunos cambios en el interior. “La cabina del Pantera siempre fue muy modesta. En los ’70, el diseño interior no tenía la importancia que hoy se le da. Todos los autos deportivos de la época tenían habitáculos de pobre calidad, incluyendo las Ferrari, Lamborghini y Maserati. Hoy todo cambió y por eso decidí diseñar un interior nuevo de alta calidad. Se instalaron nuevos comandos en gris satinado y se retapizaron las butacas con cuero cosido con hilo naranja para acompañar el color de la carrocería”. También se agregaron detalles de terminación en cuero, gamuza y fibra de carbono.

“Así que esa es la historia de mi Pantera, que desarrollé en homenaje a ese gran hombre que fue Alejandro De Tomaso”, concluyó Tjaarda. Hace unas semanas el auto fue subastado por la casa de remates Barrett-Jackson, especializada en muscle cars, y fue vendido por 100 mil dólares. Tjaarda y la casa de subastas anunciaron que donarán lo recaudado y las comisiones por la venta a beneficencia.

Post relacionado:
Entrevista a Tom Tjaarda
Nadie quiso comprar la marca De Tomaso

  1. gravatar

    # por morgan - 11 diciembre, 2008 08:56

    El pantera es uno de los deportivos setentosos mas lindos que hay......pero esos paragolpes "chuning verdulero" le quedan realmente mal por mas que lo firme el diseñador del Pantera...adentro si que le quedo lindo.....y las llantas también pero lo mejor es el color...un infierno.

    PD: Llamalo a Bessia para que te preste el negro para unas fotos.

  2. gravatar

    # por Nogard - 11 diciembre, 2008 09:24

    Le quedo tremendo, el pantera es un deportivo muy atemporal y eso ayuda mucho.

    salu2

  3. gravatar

    # por JayCee - 11 diciembre, 2008 10:56

    Un Pantera no se puede modificar nada... es como comprarte la Venus de Milo y ponerle brazitos.

  4. gravatar

    # por Edosss - 11 diciembre, 2008 11:33

    A mi me gusta como quedó...

    Saludos.

  5. gravatar

    # por BMW-Isetta - 11 diciembre, 2008 11:52

    Coincido con Morgan, y como defensor de la originalidad de los autos, la verdad es que los paragolpes no me gustan. Las llantas son de aro muy grande para el auto y no van con el estilo del mismo. No olvidemos que por más que la línea del auto sea atemporal, es un auto de los ´70 y en esa época no exsitían las llantas con tanto diámetro y menos las radiales de perfil tan rebajado. Hay infinidad de llantas de la época que hubiesen quedado mucho mejor.

    Del interior no puedo decir nada. Por lo poco que se ve quedó excelente.

    De todos modos es una apreciación personal y como tal muy subjetiva e influenciada por lo que yo pienso que debe ser la restauración de un vehículo clásico.

    Saludos, Ernesto.

  6. gravatar

    # por louzelig - 11 diciembre, 2008 12:17

    Tjaarda es un genio total, pero la verdad que como dijo jaycee, le puso bracitos a la Venus de Milo.

    Creo que hubiera estado bueno que de última le hubiera hecho un tunning con onda setentosa.

  7. gravatar

    # por Anónimo - 11 diciembre, 2008 12:30

    Coincido con morgan, esos paragolpes quedan como de feria de truñing o como partes genericas compradas en desarmadero.
    Yo creo que si estuviera pintado todo color carroceria quedaria perfecto y ni te darias cuenta de que no es original.
    Otro punto son las llantas, quizas sea mas que nada una apreciación personal, pero esas llantas asi cromadas no quedan bien, seria otra cosa si el color del auto fuera mas oscuro.
    Ah si, tambien el diseño de las ruedas parece muy vulgar, unas replicas de las llantas originales de los 70 hubieran quedado perfectas.

  8. gravatar

    # por Bowman - 11 diciembre, 2008 17:25

    Con esas reliquias no se juega macho

  9. gravatar

    # por Anónimo - 11 diciembre, 2008 20:26

    HAGAMOS UNA COLECTA DE FIRMAS PARA QUE EL ESTADO NACIONAL COMPRE DE TOMASO

  10. gravatar

    # por zzx - 13 diciembre, 2008 00:12

    si pintaba los paragolpes de negro hasta porai le quedaba copado y todo!!!