Tata, Jaguar, Land Rover… ¿y Rattazzi?

El fabricante indio Tata Motors al final hizo la mejor oferta al Grupo Ford y se acaba de quedar con el control de las británicas Jaguar y Land Rover. El poderoso fabricante asiático de autos económicos pagará alrededor de 2.300 millones de dólares por estas dos marcas que conservarán sus plantas de producción en Inglaterra.

Las derivaciones de este acuerdo comercial pueden resultar insólitas en nuestro país. La pata local de Tata es Fiat Auto Argentina, a través de la cual la compañía india comenzará a producir este año una pick-up en la planta de Córdoba. A su vez, el presidente local de Fiat es Cristiano Rattazzi quien, junto a otros dos socios, es propietario del Gruppo Modena, el representante argentino de Alfa Romeo, Ferrari y Maserati.

¿Rattazzi está en condiciones de quedarse con el control local de cinco de las marcas de autos más legendarias? En teoría, sí. ¿Sacará provecho de esta posición? Quién sabe, el mundo de los negocios es muy raro.

Post relacionado: Más datos de la pick-up de Fiat y Tata

  1. gravatar

    # por MGS - 26 marzo, 2008 11:40

    El gruppo modena es patético, como lo es Rattazzi, que en plena crisis de 2002 le regala una F Modena a su "novia".
    Siguen matando a una marca como Alfa Romeo, que si no fuera por un gran grupo de adeptos, estaría muerta en el pais. Las consecionarias dan pena y lo unico que las salvan son la elegancia de los autos que hay en ellas. Sólo prestan 1 o 2 modelos para test de revistas o programas de televisión (todos 159).
    No existe un servicio de post venta, salvo que se te cague el embrague en san isidro a la vuelta de la consecionaria. De la garantía ni hablemos, respaldo nulo.
    Espero equivocarme cuando se hagan cargo de Jaguar y Land Rover.

  2. gravatar

    # por Gonzalo - 26 marzo, 2008 15:10

    Si Land Rover y/o Jaguar luego que venza el acuerdo de provisión de motores e infraestructura en el mundo termina colocando motores Fiat, a los fanáticos de esas marcas no les va a gustar como a mí.
    Espero que la mística e historia no muera con la venta.